Mentorías en el Distrito San Ignacio

15 Jul 2021
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
  • Whatsapp
Distrito San Ignacio
Distrito San Ignacio

CAMINANDO EL CENTRO DE MEDELLÍN

En el año 2017, como una apuesta conjunta, iniciamos el Proyecto San Ignacio, Patrimonio, Cultura y Educación, impulsado por Proantioquia, Grupo Argos, Comfama y la Universidad de Antioquia, apoyados por la Alcaldía de Medellín y acompañados de aliados, amigos y actores culturales del territorio. Aquí le apostamos a la gestión integral del sector San Ignacio en el Centro de Medellín.

distritosanignacio.com


Recorrido

Te recomendamos leer esta crónica en compañía del audio que se encuentra al final de la página.


Ese viernes salí tarde, y además me dejó el bus que me lleva al Centro. Eran ya las cinco cuarenta p.m. (usualmente estoy en la casa a las cuatro), cuando toqué el timbre del bus en la parte de arriba por donde está el edificio de la memoria. Quería caminar de bajada por la 51, justa la hora para que merme el sol y estén frías las polas del Pablo Tobón.

Mientras caminaba, bajó el calor e hizo más vientecito y, como cosa rara, le compré a Simona una paleta de agua… ¡Es que son tan ricas! Y entonces, no pudimos evitar parar oreja y darle atención al globito de helio que llevaba una muchacha amarrado en el bolso. Estaba con un grupito de gente y al principio pensé que eran turistas, porque creo que después de un año sin bajar al Centro, todo el mundo es turista. Pero me equivoqué porque cuando se dio vuelta, reconocí a Ana con el logo de Distrito San Ignacio en la camisa. Estaba a punto de empezar un recorrido rumbo a La Pascasia.

La saludé y me invitó a quedarme; acepté maravillada con el edificio de Bellas Artes frente a mí, glamuroso a través del tiempo e imponente en la esquina de la 52 con La Playa. El grupo de gente que la acompañaba eran mentoras y mentores de Grupo Argos, Comfama, Fundación Sura y Proantioquia, que apoyan a las organizaciones culturales del Distrito en su fortalecimiento, resolución de retos y sostenibilidad en el tiempo. Esto me hizo acordar de la vez que Cata, del pequeño teatro, me contó la difícil situación por la que pasó durante la pandemia y lo mucho que afectó la cuarentena al sector cultural. Caminamos justo hasta el teatro en medio del tráfico ensordecedor de las 6 de la tarde y comimos papitas en el quiosco de doña Amparo, mientras Ana contaba que el Distrito es una apuesta conjunta que comienza en 2017 apostándole a la gestión integral del sector San Ignacio… “vibrante, colorido, histórico, en continuo movimiento y continua transformación.”


Recorrido

Cata y Andrés nos dieron una calurosa bienvenida y al son de la historia del teatro, recorrimos sus espacios cargados de la energía de las artes escénicas. Los mentores, admirados por el diseño de esta casa patrimonial, con palmera en el medio, reconocieron la capacidad del equipo para sobrevivir durante la pandemia, y expresaron la necesidad de fortalecer las capacidades financieras y la gestión administrativa para que una organización como esta sea sostenible en el tiempo.


Recorrido

Más tarde, caminamos nuevamente hacia el sur por la 42 y pasamos por el Pasaje Cervantes, un lugar especial al lado del Tranvía de Ayacucho; calle donde también está el teatro El Trueque. Parada a un costado de la Plazuela San Ignacio, me di cuenta de que esta esquina es bien interesante, pasan carros de todo tipo y aunque los escarabajos siguen siendo mis favoritos, me gusta mirarlos todos, porque mi mejor amiga es emprendedora en la industria automotriz y a cada rato me habla de carros que yo… ni idea; entonces, me toca ponerme las pilas y pistearles la marca en la parte de atrás.

Afuerita del Claustro, Ana contaba a los mentores que Comfama ha unido esfuerzos importantes para ofrecer una programación diversa y apoyar el arte y el emprendimiento de vendedores informales, habitantes de esta plaza que, en palabras de doña Gloria (quien alquila tableros de ajedrez a 500 pesos la hora): “Es el lugar ideal para sentirse libre.”


Recorrido

Veinte minutos más tarde estábamos en la tertulia previa a la obra O Marinheiro de Fernando Pessoa, acompañados por Cristóbal Peláez (director del Teatro Matacandelas). Casi a las 8 de la noche, esta casa invita a la música y la bohemia, y posibilita el encuentro con el otro a través de conversaciones diversas. Para los mentores, el Matacandelas representó un ejemplo cultural interesante, pues la casa en sí misma se conecta por medio de una maraña de escaleras, que unen la cocina con el cuarto de vestuario, o la sala teatral con la terraza. ¡Una locura fantástica y sostenible!


Recorrido

Casi media hora después, salimos escuchando de fondo a Cristóbal haciendo el primer llamado para la obra. Ya de noche, el Centro es otra cosa; el tráfico había mermado considerablemente, las luces le daban un aspecto cálido a las fachadas y la gente caminaba tranquilamente. Terminamos nuestro andar en La Pascasia, a solo una cuadra de las Torres de Bomboná, y referente reciente de la cultura, la música en vivo y el patrimonio de la ciudad.


Recorrido

Cerré la noche junto a mentoras y mentores que pocas horas antes ni siquiera conocía. Escuché sus apreciaciones sobre el Centro de Medellín, aquello que les gusta y también sus temores; entendí que están dispuestos a trabajar en llave con las organizaciones culturales que acogen desde el arte a miles de personas cada año, y que a través de lenguajes diversos, narran la historia de una ciudad que vivió en primer plano la violencia de los años 80 y que ahora invita a la reflexión y la construcción colectiva alrededor de un epicentro magnífico en donde convergen todos los sectores sociales: El Distrito San Ignacio.

Ese viernes salí tarde, y además me dejó el bus que me lleva al Centro, pero llegué a mi casa más contenta que nunca.

PROGRAMAS ESPECIALES

Alianzas