El rol de la empresa en la calidad de la educación rural

05 Jun 2024
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
  • Whatsapp

¿Se imaginan asistir a una escuela donde un solo maestro enseña todas las áreas básicas, para niños de todos los grados, desde preescolar hasta quinto, en la misma aula? Este es el día a día de miles de niños en las zonas rurales de Antioquia.

Les doy un poco de contexto, Antioquia tiene 5.141 sedes educativas oficiales. De estas, un 81,38% están ubicadas en áreas rurales, 4.184 sedes. Aproximadamente 2.600 de estas, atienden 35 mil estudiantes y son escuelas mono- docentes multigrado, es decir, un maestro para todos los grados. La dedicación y la capacidad de adaptación de estos docentes son impresionantes, pero no podemos dejar que trabajen solos.

Esta realidad ha hecho que, en los últimos años, el sector empresarial y fundacional de este departamento se haya movilizado para invertir de manera decidida en la equidad y calidad de la educación de los niños del campo, porque las empresas generan desarrollo económico, y de manera muy importante, valor social y valor público.

Para acompañar esta movilización nace en 2006 la Alianza por la Educación Rural de Antioquia, ERA, que busca la continuidad de las trayectorias educativas en la ruralidad, para llevar oportunidades de desarrollo y crecimiento económico en las regiones, permitiendo que la universidad llegue al campo, financiar proyectos productivos y de emprendimiento y consolidarse proyectos de vida en las zonas rurales.

El impacto este esfuerzo público- privados es tangible. Gracias a esta alianza entre más de 35 organizaciones, hoy ERA llega a 27 municipios de Antioquia, y en ellos a 714 establecimientos educativos, donde atiende a 1.538 maestros y 27.530 estudiantes, dando acceso a una educación más inclusiva y de calidad para los jóvenes. La oportunidad de construir un futuro mejor.

Sin embargo, el trabajo no termina aquí. Alianza ERA ha invertido cerca de 41 mil millones de pesos desde al año 2017, y seguirá aportando recursos para que la Universidad llegue al campo. Desde 2017, 996 jóvenes que nunca creyeron poder acceder a la educación superior han hecho realidad su proyecto de vida. Un paso más en la escalera de las oportunidades.

En el año 2022, iniciamos un ejercicio de incidencia pública para garantizar que esta apuesta social y comunitaria se llevara a una política pública, logrando de la mano de la gobernación de Antioquia, la ordenanza 17 del 15 de agosto de 2023. Quisimos también garantizar que Colombia legislara en favor de los niños rurales, por ello de la mano de un equipo técnico calificado y del representante Daniel Carvalho radicamos el proyecto de ley No. 10 del 2023, con el cual esperamos llevar este modelo a todos los rincones del país. Superamos ya un primer debate con aprobación unánime de esta nueva ley por la calidad de la educación rural, que le apuesta a lo sustantivo sin demagogia ni deseos de adoctrinamiento.

Este es un llamado a la acción a las autoridades, educadores, familias y sociedad en general. La educación rural es responsabilidad de todos. Esta es una tarea conjunta que requiere nuestro compromiso y acción constante. Las alcaldías y gobernaciones del país tienen en la alianza ERA, un modelo replicable, escalable, con metodologías para la transferencia de capacidades a otros actores.

La educación rural de calidad es garantía de equidad y oportunidades para la niñez y la juventud del campo colombiano.

*Presidenta ejecutiva

PROGRAMAS ESPECIALES

Alianzas