Medellín marca el ritmo

08 Nov 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
  • Whatsapp
Por quien no votar

“Medallo en el mapa”, lo dijo Maluma en su más reciente concierto. Y es que esta ciudad tiene una vibra especial, unos talentos únicos que nos han salvado, y lo siguen haciendo. Les hablo de la industria musical que está poniendo a la capital de Antioquia en otro nivel y se proyecta como una de las economías emergentes más potentes para la región.

“Desde hace un tiempo el sonido de Medellín se tomó hasta el último rincón del planeta y puso a Colombia entera en una cima que veíamos inalcanzable”: esta frase fue la bienvenida que usó Spotify en un experimento ganador, el primero en el mundo, de asentarse por unos días en la ciudad como un reconocimiento a los artistas, pero también con una visión de negocio.  Aquí, en estas montañas, el reguetón, los géneros urbanos, rap, hip hop, identifican a nuestros jóvenes, les dan voz y pasión y nos ponen en el centro de una conversación mundial.

La mezcla de tradición, imaginación, pujanza, fuerza de barrio y nuestra misma historia dura de violencia, pérdidas y ausencias han inspirado el rap de Aranjuez y la comuna 13, la salsa y el tango en Manrique y el centro, así como el rock y los ritmos afro. En la música hemos encontrado una forma de contarnos y abrazarnos.

Hoy además de identidad y reconocimiento, la música es una economía que debemos entender, meternos de lleno, cualificar y generar nuevas posibilidades. Podría convertirse en uno de los grandes movilizadores sociales para la ciudad y el país.

De acuerdo con investigaciones internacionales** la industria mundial de la música moverá este año cerca de 60 mil millones de dólares y en Colombia la cifra será de 113 millones de dólares.

Esta industria, además de los artistas, tiene que involucrar a creativos, productores, compositores, editores, abogados, gestores culturales, realizadores de eventos y conciertos, audiovisuales, promotores de artistas, empresas de marketing, logística, sonidistas, bailarines, hotelería y un largo listado de oficios, profesiones y sectores.

Los cerca de 300 estudios de producción y sellos discográficos locales son un nuevo ecosistema de innovación que representan los sueños de miles de jóvenes, de todos los estratos, que han encontrado en la música un camino para construir futuro y abrirse al mundo. Es también el nacimiento de un nuevo tejido empresarial.

Según Spotify, en agosto de este año, los artistas colombianos alcanzaron 2.600 millones de reproducciones dentro de la plataforma. ¡Qué potencia!

En Proantioquia creemos en la fuerza imparable de esta industria, en la importancia de reconocerla y apoyarla en un camino de sostenibilidad y oportunidades. Spotify lo definió así: Medellín es el epicentro de la música latina.

En alianza con Comfama, emprendedores y empresas de la región, nos emociona acompañar y promover esta nueva economía y por eso lideramos lo que hemos denominado la mesa de estructuración de la industria musical. El objetivo: explorar rutas comunes y mantener a “Medallo en el mapa”.

*Presidenta Ejecutiva Proantioquia

**Fuente: Gemo PwC - Deezer

PROGRAMAS ESPECIALES

Alianzas