Allí, discípula de flores, pájaros y nubes, en una villa encantada que desde entonces me permite ser, hacer, crecer, amar, soñar y disfrutar de una de mis mayores pasiones: aprender para enseñar y enseñar para aprender, encontré el habitual rechazo a la Matemática y la dificultad en su aprendizaje.


 —Profe, usted que es echada pa’lante, ¿le apostaría a una convocatoria de la NASA para medir variables climáticas?


—Realizar diariamente mediciones en superficie para ser comparadas con las del satélite TERRA, asignado por la NASA y que los sobrevolará a diario, y enviar los registros en línea.


Los anteriores son apartes de la conversación entre Mercedes del Tránsito Arrubla, Maestra de la Institución Educativa de Desarrollo Rural Miguel Valencia de Jardín, en el Suroeste antioqueño, y Hernán Moreno, monitor de la Universidad Nacional. Su historia hace parte del libro Maestras y Maestros Protagonistas de la Transformación, que reúne las experiencias exitosas de los ganadores del Premio a la Calidad de la Educación en el año 2012.

La historia completa aquí

 

Compartidos