Esta semana en el Periódico ADN, Piedad Patricia Restrepo, directora de Medellín Cómo Vamos, reflexionó sobre el nuevo pacto por el aire firmado en los últimos día en la ciudad.

“El año pasado hablamos sobre los retos y oportunidades para mejorar la calidad del aire en la región metropolitana. Expresábamos que la mayor oportunidad residía en el avance en la gobernanza en un tema crucial para la sostenibilidad de la región como es el de la calidad del aire y el gran reto era construir esa gobernanza a partir de un trabajo articulado entre los gobiernos, la empresa privada y la ciudadanía.

En los últimos meses se ha avanzado de forma positiva: la región cuenta con una herramienta para la atención de episodios críticos en materia ambiental, una actualización del Plan de Descontaminación del Aire, denominado Plan Integral de Gestión de la Calidad del Aire, y la firma reciente del Pacto por la Calidad del Aire, que compromete a 66 entidades públicas y privadas, del orden local, regional, departamental y nacional, con acciones puntuales para promover mejoras en la calidad del aire.

Frente a estos planes y el pacto hay oportunidades de mejora. La gobernanza alude a tres tipos de agentes que se juntan para dar cuenta de soluciones a conflictos; en el pacto faltaron actores clave como algunos grupos de activistas o representación de los operadores de transporte público colectivo. Los instrumentos de verificación conjunta tampoco quedaron explícitos, quedando la sensación de que estos quedan concentrados en la capacidad de comando y control de la autoridad.”

Compartidos