Por: Rafael Aubad, Presidente de Proantioquia
Publicado en El Colombiano

 

La ciudad vivió algo mágico. Con una complicidad colectiva, espontánea,  independiente, Caminá pa´l Centro nos llevó a compartir un pedazo de esta Medellín de la que todos, de alguna manera, nos hemos alejado. Algunos que nacieron, otros que se criaron y muchos que simplemente lo han disfrutado durante años, decidieron unirse para decirnos: vení que aquí se aprende, se pasa rico, se conversa; vení que en el Centro se encuentra y se ama, vení que desde aquí se vive una ciudad que vibra a pesar de sus adversidades.

Más de cincuenta entidades entre colectivos autónomos y culturales, universidades, asociaciones de vecinos, bares, medios de comunicación y comercio, unieron sus voluntades, de manera solidaria, para regalarnos una programación variada y divertida que convocó a ciudadanos de todas las esquinas.

Fue un viernes para reencontrarse con viejos amigos en nuevas calles peatonalizadas; escuchar en bares historias sobre los primeros días de Medellín; disfrutar de muros y aceras al ritmo de Lucho Bermúdez interpretado por la Sinfónica de Antioquia. Fue posible adecuar espacios callejeros para intercambiar ideas académicas; presenciar la vida en la calle Barbacoas; reconocer la diversidad, mezclarse con ella.

Este encuentro de voluntades, con iniciativa independiente pero objetivo conjunto, es un impulso al que, esperamos, le dure el aliento, que alcance para más actividades a lo largo de los años; que permita más encuentros, más historias, más música, más arte, más vida en el Centro.

Lo afortunado de todo,  es que se corresponde con un interés prospectivo del Alcalde Federico Gutiérrez y que quiere trascender como una política de desarrollo; un gobierno dispuesto a la renovación. El compromiso de tantos colectivos, asociaciones y activistas,  seguro logrará  una alianza con objetivos supremos, que diseñe un plan de acción y que construya una visión de largo plazo por un Centro que nos acoja con un desarrollo urbano sostenible. Juntar la movilización social y la política pública , siempre será ganador.

No perdamos este Espíritu Centro y avancemos en la consolidación de una alianza que desde San Juan hasta Echeverri, de El Ferrocarril a la carrera 39, pasando por el histórico Prado, represente nuestro interés en el Centro. Si pensamos  de manera práctica en espacios para la acción, encontramos puntos de encuentro,  microdistritos  de identidad, como La Alpujarra y Plaza Mayor; el cultural, con teatros, museos y parques; el académico, con colegios, universidades e institutos; el comercial, con su amplia oferta; por mencionar sólo algunos.

Una verdadera alianza de ciudad nos permitiría proteger ambientalmente las áreas más sensibles; conservar el patrimonio histórico; atraer a nuevos residentes y empresas; proveer oportunidades económicas para los habitantes de barrios cercanos; maximizar el uso de la infraestructura existente y reducir, por supuesto, la necesidad de inversiones futuras en áreas nuevas.

Ya tuvimos cerca de 20 horas de programación continua y variada, ahora hagamos una agenda que nos convoque para el futuro, una alianza por este barrio extendido  que es de todos. ¿Que tal una Visión Centro Siglo XXI? El Centro se lo Merece.

Compartidos