La semana anterior, en el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas, el Gobierno Nacional presentó el Reporte Voluntario de avances en los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS. Liderado por Planeación Nacional, sobre este tema escribimos en El Colombiano:

“Es el segundo que realiza el país y representa un hito de cara a propiciar escenarios de gobernanza para el desarrollo sostenible, asumiendo los Objetivos como un escenario de diálogo público.

En su construcción se tuvo en cuenta la visión ciudadana, empresarial, gubernamental y social. Colombia es referente internacional por su capacidad de liderar e involucrar un enfoque interinstitucional en esta materia. El reporte nos permite conocer los avances en los objetivos de agua y saneamiento (ODS 6), energía asequible y no contaminante (ODS 7), ciudades y comunidades sostenibles (ODS 11), producción y consumo responsable (ODS 12) y protección de ecosistemas terrestres (ODS 15). Adicionalmente, analiza las fuentes de implementación y financiación de los ODS a nivel nacional y territorial.

Hay avances a resaltar en acceso a saneamiento básico en lo rural, productividad en el uso del recurso hídrico, generación de energía por fuentes no convencionales,  oferta de vivienda y espacio público, gestión de riesgos de desastres, procesos de tratamiento, aprovechamiento y disposición final de residuos, por mencionar algunos prioritarios. Pero las brechas en estos campos aún son muy grandes y hay mucho pero mucho por hacer.

Asimismo, y de forma innovadora, el reporte realizó un ejercicio piloto de contribución del sector privado a los ODS, retomando la experiencia del informe “Valle por y para todos” liderado por la Universidad Javeriana del Valle.

Este piloto, al cual contribuimos como región desde la iniciativa Antioquia Sostenible, también arroja luces importantes sobre cómo y en qué temas el sector privado está haciendo contribuciones transformadoras para la sostenibilidad. La reducción en el consumo de agua y energía, su reutilización, estrategias de economía circular, el aumento de la inversión en infraestructura educativa y social, son algunos de ellos.

Por último, se destaca la aproximación que realiza el reporte a las preocupaciones ciudadanas a través de un sondeo realizado por Colciencias, sobre el nivel de conocimiento de los ODS en los ciudadanos, empresarios e investigadores. De 468 mil personas consultadas, el 65% conoce los ODS, siendo mayor el nivel de conocimiento en los investigadores (89%) que en los ciudadanos (63%). En el caso de las preocupaciones, la educación (ODS 4), el agua y el saneamiento básico (ODS 6) y la salud y el bienestar (ODS 3), figuran en el top de la consulta.

Por su riqueza, un reporte como este no puede quedarse como un esfuerzo aislado y estático. De allí que el principal reto es apropiarnos de él como una herramienta de trabajo en la agenda pública de sostenibilidad: que los ciudadanos mejoren el seguimiento y control de la gestión pública, e identifiquen compromisos individuales para cumplir con los ODS; que  cada vez más empresas incluyan la sostenibilidad como principio gerencial y de gestión y que los  gobiernos asuman de forma responsable más compromisos con el futuro de nuestra vida.  Esta es la mejor ruta para una gobernanza colectiva sobre lo que nos concierne a todos”.

El reporte puede ser consultado en la página www.ods.gov.co.  

Compartidos