Por: Rafael Aubad

Publicado en El Colombiano

La mayor satisfacción con este proyecto fue observar cómo muchos jóvenes, cuya única posibilidad parecía ser la de empuñar un fusil, integrar un grupo delincuencial o sumergirse en las drogas, encontraron otras oportunidades, descubrieron que se podía cambiar el panorama…” Yorlady Aristizábal Morales. I.E San Rafael.

El fragmento con el que inicia esta columna aparece en el libro Maestras y Maestros protagonistas de la transformación, publicado por la Secretaría de Educación de Antioquia y Proantioquia. Hace parte de la colección Los Maestros Cuentan, que se edita desde 2008. Los libros completos pueden ser consultados en:

www.proantioquia.org.co/web/index.php/publicaciones/libros

En el libro sobre experiencias transformadoras de maestros durante el 2015, encontramos iniciatvas que procuran prevenir vicios y violencia entre estudiantes; construir climas de convivencia que propicien el aprendizaje de valores y motivar la permanencia en la escuela. Entre otros, podemos leer relatos de una maestra que decide salir del aula para acercarse, en la calle, a jóvenes que por drogadicción quieren dejar la escuela; o la apuesta de un maestro que usa la tecnología para enamorar a sus estudiantes del campo rural, como una gran opción de vida digna.

Igualmente el libro reseña la experiencia de siete instituciones educativas que se han organizado para mejorar la calidad de la enseñanza y promover más y mejores aprendizajes en sus estudiantes. Iniciativa que fue merecedora de un reconocimiento especial por la Gobernación de Antioquia. “Fue un premio a la confianza en lo que hacemos, en los profesores y en el desempeño de los estudiantes”, dijo en su momento la rectora de la Normal de Santa Rosa de Osos.  

Estos relatos, impregnados de la voz, la experiencia y el saber de los maestros, son una fuente inagotable de maneras de hacer en la escuela. No son ejercicios que sólo sirven para conocer qué hacen y por qué los premian, son formas de comprender cómo se construye día a día la calidad educativa en los territorios. Historias de maestros reflexivos y constructores de saber pedagógico que logran convertir su experiencia en conocimiento. Esa es la relevancia de este tipo de publicaciones, pues no son expertos externos quienes indican qué hay que hacer para lograr aprendizajes significativos, son los mismos maestros haciendo, conversando, compartiendo y ofreciendo posibles soluciones a las problemáticas de la escuela.

Por todo lo anterior y por la experiencia que hemos adquirido al lado de los maestros, consideramos fundamental que las Escuelas Normales Superiores y las Facultades de Educación, potencien la capacidad de los docentes de analizar, sistematizar y escribir sus experiencias con ejercicios concretos basados en las prácticas que deben hacer como estudiantes de licenciatura. Por supuesto, esperamos que el MOVA – Centro de Innovación del Maestro – en Medellín, tenga dentro de su propuesta de formación continua, ambientes de aprendizaje colaborativo para que los maestros se motiven a hacer de su práctica pedagógica, conocimiento que se comparte a través de la escritura y de redes de cooperación para resolver, desde la experiencia, los complejos retos de la educación de los niños y los jóvenes.

 

 

 

 

 

 

Compartidos