Existen en la actualidad múltiples ejercicios que buscan el desarrollo de la ciudad y la región pero hace falta mucha convergencia y articulación para poder lograr un norte estratégico y compartido. Así concluyó la charla Medellín y Antioquia ¿Hacia dónde vamos? que se realizó como parte de la Semana Proantioquia.

Ana Catalina Ochoa, directora del Departamento de Planeación de Medellín, Hernando La Torre, subdirector del Departamento de Planeación de Antioquia y Eugenio Prieto Soto, director del Área Metropolina del Valle de Aburrá, conversaron con el moderador Diego Gómez, integrante del Centro de Estudios de Economía Sistémica y ante un amplio público que se reunió con el objetivo de conocer los planes de la ciudad y la región.

En sus diferentes intervenciones los panelistas reconocieron la importancia de los ejercicios territoriales y el rol de la planeación normativa y participativa en la misma. Insistieron además, en que es fundamental aprovechar los estudios y diagnósticos territoriales y metropolitanos para analizar variables pertinentes y reformar aquellas que necesitan actualizarse para no empezar de cero.

Desde el Departamento de Planeación de Antioquia, Hernando La Torre afirmó que el ejercicio prospectivo que realizan “debe ser considerado como el tránsito de una economía desigual a una economía del conocimiento”. Por su parte, Ana Catalina Ochoa indicó que “es interés de Medellín, construir un proyecto de prospectiva que vaya en la ruta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS, en conjunto con Gobernación y Área Metropolitana”. 


Los retos ambientales del Valle de Aburrá 

En sus diferentes intervenciones, el director del Área Metropolitana aprovechó para entregar algunas cifras que dan cuenta de los retos que en materia de movilidad y en calidad del aire, tiene la región. Afirmó que mientras “en la época de los 90 en el Valle de Aburrá circulaban 90 mil vehículos, hoy la cifra asciende a 1’350.000 y para el 2030 el estimado es de 3’500.000”. Datos que, según el Director, difícilmente se podrán soportar.

Construir planes estratégicos de manera dialogada y acordada entre las instituciones y los ciudadanos; trazar, así mismo, proyectos a largo plazo para los gobiernos venideros y no descuidar alternativas de ciudad como la construcción de ciclorrutas, que en el Valle de Aburrá se proyecta duplicar en número de kilómetros, fueron algunas reflexiones adicionales durante la charla. 

Panelistas, moderador y público, a través de sus intervenciones, agradecieron la invitación a reflexionar sobre estos temas y reiteraron el llamado para que los ejercicios de los Cómo Vamos se sigan fortaleciendo como herramienta fundamental para poder avanzar en la construcción estratégica del Hacia Dónde Vamos.

Compartidos