Somos ciudadanos metropolitanos

Somos ciudadanos metropolitanos
56 por ciento de las personas que viven en Bello trabajan en Medellín; 65 por ciento de las personas que viven en Envigado trabajan en Medellín. El desplazamiento cotidiano para estudiar y trabajar entre municipios del Área puede llevar más de dos horas diarias de recorrido. Hoy no basta con pensar en las necesidades del municipio en el que vivimos, pues gran parte de la gente, trabaja, estudia, se divierte en otros municipios del área.

Los socios de Medellín Cómo Vamos han decidido apostar por el análisis de ciertos temas con enfoque metropolitano, convencidos de que mucho de lo que nos afecta hoy en Medellín pasa por resolver problemas que no se gobiernan desde la Alcaldía de Medellín, sino que requieren unos arreglos institucionales con alto componente de coordinación.

La semana pasada iniciamos nuestra primera mesa de trabajo sobre planeación metropolitana. Este espacio fue la oportunidad para formular los primeros interrogantes más que para obtener las respuestas a nuestros desafíos. Un ejemplo de lo anterior es nuestro modelo de ocupación territorial que plantea la redensificación a lo largo del río y la contención en laderas.

Poco hemos avanzado en el modelo. Las razones para ello, planteadas en la mesa, son de orden político, institucional y de competencias multiescalares que dificultan la coordinación, así como falta de liderazgo del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, intereses inmobiliarios y normatividad a veces contradictoria.

Aunque la región ha sido buena en ejercicios de planeación, no se ha gestionado lo planeado, de tal forma que se avance a buen ritmo frente a lo que se visiona. Así las cosas, surgen preguntas como ¿será que el mejor camino es enfrentar procesos de planeación más prácticos y flexibles, menos ambiciosos, más sencillos, orientadores y adaptables a las realidades cambiantes de nuestro territorio?

El modelo de actuación del AMVA más reciente, que se precisó en la mesa, en cuanto a invertir mayores recursos a los municipios de menor desarrollo, muy al estilo del modelo de actuación de Medellín en cuanto a sus territorios, parece adecuado a las necesidades en materia de equidad regional, pero deja el interrogante en qué tanto promueve incentivos para actuar donde existen las mayores debilidades metropolitanas, esto es, sobre problemas donde efectivamente confluyen intereses de más de un municipio, siendo ésta una de las razones más importantes para dar origen a la figura de las áreas metropolitanas.

Aunque al AMVA se le criticó la falta de liderazgo, se puede deducir que lo mismo puede ser dicho para el municipio núcleo del área, es decir, Medellín.  No ha habido liderazgo para entender la importancia del AMVA como entidad de orden metropolitano, basta recordar que el director del AMVA es ternado por el alcalde de Medellín y que su plan de gestión puede estar muy influenciado por el Plan de Desarrollo de Medellín. Tampoco ha habido liderazgo para desarrollar instrumentos de gestión, que podrían ser emulados por el AMVA.

La verdad sea dicha, la capacidad de la entidad está muy influenciada por Medellín; desde su presupuesto, donde para el año 2015 sus ingresos corrientes dependieron en un 75% de este municipio[1]. ¿Cómo romper la alta dependencia sobre los recursos provenientes del municipio núcleo y, a la vez, cómo generar nuevas fuentes de ingresos?, y ¿cómo propiciar que la agenda de la entidad sí refleje los procesos de planeación a largo plazo?

En suma, el desafío que enfrentamos es enorme, pero el más importante será ponernos de acuerdo como región para resolverlo, y allí el papel del municipio de Medellín será fundamental.

[1] No obstante, estos recursos parecen insuficientes para desarrollar una gestión más integral en torno a los más de 10 hechos metropolitanos. El presupuesto de la entidad representó anualmente el 7,7% del presupuesto de Medellín durante el cuatrienio 2012-2015.

Compartidos

Acerca del Autor

Medellín Cómo Vamos

Medellín Cómo Vamos es una alianza interinstitucional privada para hacer evaluación y seguimiento a la calidad de vida en la ciudad. El programa cuenta con la participación de Proantioquia, El Colombiano, la Universidad Eafit, la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, Comfama, Comfenalco, Casa Editorial El Tiempo, la Cámara de Comercio de Bogotá y la Fundación Corona, éstas tres últimas entidades promueven, desde 1998, el programa Bogotá Cómo Vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIÓN

Nuestro ADN

PUBLICACIONES

Nuestros Trinos

Síguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget